HOY TODOS LOS ENVÍOS SON GRATIS
SIN MÍNIMO DE COMPRA
Día de Muertos: Una tradición orgullosamente mexicana

Ya es 2 de noviembre y como cada año, no podemos pasar desapercibido la celebración del día de muertos; pocos lo saben pero este día se honra a los difuntos conjuntamente con el 1º en que se celebran todos los santos en el calendario católico.


En México, cada región tiene sus propias tradiciones, usos y costumbres pero el Día de Muertos es la que celebramos todos en conjunto. Esta época es muy padre porque se junta toda la familia para recibir a las almas de los seres queridos que han abandonado esta vida; en esta celebración se acostumbra visitar a los seres queridos que ya partieron en los cementerios y preparan altares con alimentos, veladoras, incienso, flores y fotografías para recordarlos. Es solo durante estos días que las almas de los seres queridos regresan del mas allá para estar cerca de los suyos.


Cuenta la tradición y la historia que ha pasado de boca en boca entre generaciones, que las ánimas llegan en orden a las 12 horas de cada día siendo así el orden más generalizado:

  • 28 de octubre: Es el día en que se recibe a quienes murieron a causa de un accidente y nunca pudieron llegar a su destino o bien, aquellos que tuvieron una muerte repentina y violenta. 
  • 29 de octubre: Aquellos que murieron ahogados.
  • 30 de octubre: A las almas solas y olvidadas, que no tienen familiares que los recuerden; los huérfanos y criminales.
  • 31 de octubre: Los limbos; los que nunca nacieron o no recibieron el bautismo.
  • 1 de noviembre: A los niños, también referidos como “angelitos”.
  • 2 de noviembre: A los adultos.

 

Sin embargo, esta orden varía en cada región. Como mexicanos, se acostumbra poner el altar de muertos ya sea en casa o en el cementerio donde fueron sepultados los difuntos; este altar también es conocido como “ofrenda” y el cual es representativo de esta celebración. Algunos de los elementos que incluye son: el incienso, fotografías de los seres queridos, cruces, comida, velas, y los adornos como el papel picado y las conocidas flores de cempasúchil, entre muchos otros. Cada elemento cuenta con un significado especial cuyo propósito es invitar a los espíritus a viajar desde el mundo de los muertos y convivir con quienes fueran sus familiares y amigos en vida.

 

Así es como nuestro bello país celebra esta bella tradición, ¡no dejes que muera!

 

octubre 30, 2019 — Natalia Verástegui

Dejar un comentario

Nota: Comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.