RounderBlog

Estos desmaquillantes naturales te ayudarán a cuidar tu piel y ¡lucir espectacular!

Estos desmaquillantes naturales te ayudarán a cuidar tu piel y ¡lucir espectacular!

Una de las cosas que debemos evitar hacer, es dormirnos maquilladas; este es un grave error que puede dañar la piel. Puede ser factor para que salga acné, puntos negros, espinillas y sobre todo que se vea grasosa. El dormirte maquillada hace que tus poros no respiren. También es importante que prestes mucha atención en los desmaquillantes que usas, ya que estos te pueden causar alergias u otros problemas de consideración.

Es recomendable que te desmaquilles con productos naturales, aquí te decimos qué productos puedes usar.

1.- Aceite de oliva: Este producto es recomendado para las que tienen piel seca; sólo coloca unas gotas en la zona que vayas a desmaquillar y retíralo con algodón. Úsalo en la zona de los ojos, ya que quitará mucho mejor el maquillaje y no te irritará.

2.- Aceite de avellanas: Este lo pueden usar aquellas personas que tiene su piel grasa, es ideal para este tipo de piel; coloca unas gotas de este aceite y retíralas con algodón.

3.- Aceite de almendras: Otra excelente opción para desmaquillarte, como los otros dos aplica en cantidades pequeñas en tu rostro y retíralo con un algodón. Una de las ventajas de usar aceites como desmaquillantes es que hidratan tu piel.

4.- Vaselina: Con este producto podrás quitar la máscara de ojos y el delineador, ya que disolverá rápidamente el maquillaje. Con sólo unas pequeñas gotas podrás quitarlo con facilidad.

5.- Yogurt y limón: Esto es recomendado para cualquier tipo de piel; mezcla un poco de yogurt natural con el zumo de limón y colócalo en el rostro, el cuello y hasta en el pecho, te servirá como exfoliante y aclarante.

Si quieres cuidar tu rostro hazlo con productos naturales y dile adiós a los químicos; también te recomendamos que todas las noches laves tu cara para quitar todas las células muertas y el maquillaje, en dado caso de que no se haya quitado bien.

 

Escrito por: Adriana Facio 

Deja una respuesta

Tu email no será publicado. Campos requeridos marcados *