HOY TODOS LOS ENVÍOS SON GRATIS
SIN MÍNIMO DE COMPRA
Los beneficios de la avena como alimento

El tema de hoy llega para complementar tu alimentación de forma balanceada y nutritiva. Esta semana tenemos como invitada a la nutrióloga Daniela Vargas, quien nos habla de los beneficios del consumo de la avena y nos explica por qué es mejor consumirla cruda, esperamos te sea de ayuda para aclarar algunas dudas respecto a este alimento.

Luz Brambila

 

¿Por qué la avena debería formar parte de nuestra alimentación diaria?

Se dicen muchas cosas respecto a la avena como alimento, muchos piensan que puede aumentar la tendencia a engordar, y han surgido varios mitos sobre el consumo de esta, pero lo cierto es que la avena ha estado entre nosotros desde 4000 a.C., y tiene su origen en Asia Central, pero no era consumida ya que antes de ser cultivada era una “mala hierba” que crecía entre el trigo y la cebada.

En México, la avena es el cuarto cereal más producido (0.5% de la producción total de cereales), siendo el estado de Chihuahua el principal productor con el 69.3% del volumen de la producción, ahí le siguen en importancia el Estado de México, Durango, Zacatecas e Hidalgo.

La avena o su nombre científico “Avena sativus” está dentro del grupo de los cereales; es obtenido de la molienda de los granos de avena sanos y limpios, se quiebra o se muele, convirtiéndolo en hojuelas mediante la compresión de las partículas entre rodillos, que se cuecen y secan en un horno con el fin de desarrollar un sabor tostado y adquirir texturas duras y quebradizas.

Mucha gente cree que la avena engorda, la realidad es que sus propiedades permiten bajar de peso si se consume de forma correcta, la ración recomendada es de 1/3 taza (27 g.) así que procura no abusar tampoco de su consumo.

Algunas de las principales propiedades del consumo de avena cruda son los siguientes:

 

  • Es un alimento rico en potasio, calcio, hierro y vitaminas del complejo B.
  • Ayuda a evitar el aumento de peso, ya que provoca una sensación de saciedad que evita que comas en grandes cantidades.
  • Favorece el tránsito intestinal, mejora el estreñimiento y recomendable en diverticulosis y trastornos metabólicos.
  • Disminuye la presión arterial, el colesterol total y las LDL (Lipoproteinas de baja densidad); Previene en las enfermedades cardiovasculares gracias a su contenido de fibra soluble (4.1g) responsable de equilibrar el nivel de glucosa y de lípidos en la sangre.
  • Se recomienda su consumo en diabéticos y deportistas; ya que evita picos altos de glucosa y tarda más tiempo en llegar a la sangre.
  • Mejora en la hipertensión arterial, por su poco contenido de sodio (0.9 mg por ración)

Y si es tan buena, ¿porque no incluirla en una dieta diaria? La avena cocida es más fácil de masticar, de digerir y es más agradable al gusto de la mayoría de las personas, pero la verdad es que también al ser sometida a cocción no solo pierde sus propiedades, minerales y su fibra, también pierde sus enzimas que son las que nos ayudan a tener una buena digestión.

Recomiendo su consumo principalmente en el desayuno, una noche antes pon tu porción de avena en un recipiente y agrega un poco de leche de almendras. En la mañana agrega un poco más de leche y agrega tus frutas favoritas, fresas, manzana, moras, y algunos frutos secos que te aportaran grasas buenas como almendras, nueces o chía. Otra forma de consumirla es agregándola a tus licuados o smoothies favoritos. ¡No te dará hambre y te encantará!

 

Nutrióloga Daniela Vargas

 

septiembre 10, 2019 — Luz Brambila

Dejar un comentario

Nota: Comentarios deben ser aprobados antes de publicarse.