COMPRA $500 O MÁS Y TU ENVÍO ES GRATIS
DURANTE LA SÚPER VENTA DE LIQUIDACIÓN

Bájate los pantalones y... selfie

 

 

En los últimos años se ha hecho costumbre (si no es que un estilo de vida) subir fotografías a las Redes Sociales. No importa si estás en la fiesta, en el antro, en la comida familiar, en el trabajo, de compras, en labor de parto, etc... Lo que importa es la otredad: ¿Qué piensa el otro de mí?, ¿cómo me mira el de allá?, ¿me podré ligar a X o cual #rounderguy sólo por poner mi 'duck face' en la toma? ¿cuántos likes voy a tener?" Un sinfín de argumentos digitales que nos llevan a la pregunta: "¿Qué es lo que falta por hacer para destacar y crear más moda?"

Pues nada, en sí la necesidad de reconocimiento hace que estas tendencias en Redes se sigan transformando; es lo que nos hace crear una y otra vez una nueva pose o un nuevo filtro... Ah, porque el punto de este artículo es darte a conocer la nueva tendencia en Instagram para tomarte una selfie... además de rescatar algunas tendencias que seguro has visto en tus dispositivos móviles a la hora del scroll.

Como por ejemplo la Cara de gorrión (Sparrow Face). Es la que nació en Japón y se hizo tendencia en el 2013. La pose consiste en abrir los ojos de forma algo exagerada y hacerlos parecer inocentes. Y éso no es todo, también la boca juega un papel importante... puedes poner un dedo en la boca, rodearlo con los labios, quitar el dedo y mantener la pose con los labios. ¿Te suena?

 

 

Quien no haya hecho la Cara de pato (Duck Face) no está trendy... y es que seguramente es una de las más populares que ha habido desde que te puedes tomar fotos tú solito. Probablemente es la más popular y más fácil de hacer... Es una cara donde se ven los labios y la mirada "sensuales", aunque de sensuales a veces no tienen nada, ya que mucha gente lo hace tan exagerado que resulta un poco ridículo, ¿verdad Ariana?. 

 

 

 

Revisa foto por foto o en los álbumes de tus amigos y seguro encontrarás un Cara de rana (Frog Face) o Selfie de Lengua (Tongue Face)Esta pose es fácil y sencilla: sacar la lengua, tal como lo haría una rana. Un gran ícono de estas pics es la famosa Miley Cyrus. ¡Te checa?

 

 

El término Felfie es un híbrido de las palabras farmer (granjero) y selfie. El resultado es exactamente eso: un selfie en la granja. La pose consiste en tomarse un selfie con ganado, un granero o algo que represente a una granja en el fondo.

 

 

 

Y la más sonada es la de los Labios de pescado (Fish Lips)Esta pose consiste en meter las mejillas lo más que puedas, obligando a los labios a simular la boca de un pescado.

¿A quién de tu lista de contactos te recuerda?

 

 

 

Sirva esto como preámbulo para hacer presentes algunas de las tendencias que nos han marcado. Ahora, les presentamos esta: Undies Out Restrooms.

Y es que no tiene nada de nuevo, pero sí de "escándalo". La nueva tendencia consiste en bajarte los pantalones en lugares públicos, en especial sanitarios, para tomar tu mejor selfie, donde la idea general es enseñar el Underwear... Es válido combinar tu selfie con una de las caras que revisamos arriba, pero no sabemos si podrías hacerlo mientras alguien te abre la puerta y se sorprende de lo que estás haciendo.

 

 

El hashtag que sirve para taggear este tipo de fotos, es "#UndiesOutRestrooms". Se ha detectado que la nueva moda ha sido implementada, a diferencia de casi todas las anteriores, por hombres... sí, hombres de diferentes edades, color de piel, y hasta diferentes proporciones corporales.

Lo que sí es un hecho, es que la tendencia ya está recorriendo muchos baños públicos por todo el mundo. ¡Tú qué tan atrevido te sientes como para bajarte el pantalón en un baño público frente a un espejo y tomarte una selfie? Todo puede pasar... o que te cachen, o que se unan a la nueva tendencia que va en auge.

Y un favor, si te animas... taggeanos con tus Rounderwear favoritos.

 Sugieran, compartan, comenten...

Gabrielle y la fábrica de Rounderwear

El pasillo era largo y luminoso; en los muros habían unos ventanales que dejaban filtrar enormes avalanchas de luz. Por su parte, los teléfonos no dejaban de sonar ni un segundo. Eran las nueve de la mañana. El ambiente era agradable y el olor a café matutino se esparcía por todas partes.

— Rounderwear, ¿buenos días?

— Rounderwear, lo conecto.

— Rounderwear, un segundo.

A primera hora del día, pareciera como si el área de "Servicio al Cliente" fuera al ritmo de la música; esto porque, todos daban solución oportuna a las llamadas, comentarios y sugerencias que los #rounderguys hacían; ya fuera por vía telefónica, al correo electrónico o en Redes Sociales. Era una especie de coordinación coreográfica con todo el personal.

Era el primer día de Gabrielle en el área de Servicio al Cliente para atender a los #rounderguys. Estaba algo nerviosa porque la noche anterior le habían dado la noticia de que estaría realizando esta tarea. Gabrielle era una persona retraída, reservada y con mucha ingenuidad.

Sonó el teléfono dos veces... Las manos le sudaban, era su primera llamada. Su tono claro de piel le provocaba un tono más rojo en el rostro. Cuando levantó la bocina se limitó a contestar con una voz casi inaudible:

— Ho... hola, buenos días. ¿Rounderwear? ¡En qué te puedo ayudar?

— Me gustaría conocer sus Rounderwear que levantan las nalgas. — Preguntó un rounderguy muy quitado de la pena—.

Con un apretón en su propio puño, Gabrielle tragó saliva y dijo:

— Sí mira, bueno... te voy a explicar. Las tecnologías que tenemos enfocadas a los glúteos, cuentan con dos características diferentes. La Tecnología Lift te ayuda a levantar y tonificar tus glúteos gracias a las costuras internas, es recomendada para aquellos que ya tienen un poco de glúteo y sólo quieren darles forma.

— O sea, ¿si no tengo nalgas no puedo usarlos?

— No es que no puedas usarlos, je, je — Gabrielle respiraba hacia sus adentros por la conversación un tanto acelerada con el rounderguy —; pero no logrará brindarte un efecto perfecto.

— Entonces, ¿cuáles podrías recomendarme? Verás, no lleno muy bien los pantalones de la parte trasera. ¿Sabes a qué se debe? —Gabrielle, en un intento por responder sin ser escuchada por su risa nerviosa, sólo se le vinieron a la mente las palabras:

— Padded... eso es lo que necesitas. Este te brinda más volumen a los glúteos gracias a las almohadillas que se colocan detrás del underwear, y aparentan más músculo abajo del pantalón. Es ideal para aquellos que no tienen mucha masa muscular en esa parte. Son ideales para eventos sociales en los que necesitas un fit y una silueta bien definida.

— Ok, ¡dónde te pido unos?

— Necesitas entrar a nuestra página rounderwear.com.mx y ahí seguro los encuentras.

— ¡Listo! Así le hacemos... —Y se cortó la llamada. El rounderguy había colgado—.

Gabrielle parpadeó por un instante, no lo creía... su primera llamada había finalizado con éxito. Un Padded la había salvado de una situación incómoda, y lo más curioso fue que no se lo tuvo que poner en ningún momento.

No se pierdan la próxima entrada de nuestro blog.

Si tienen alguna sugerencia o comentario, serán recibidos a través de nuestras redes sociales.

Equipo Rounderwear.

Frente al espejo.. [Parte 3]

Eran azules, sus pantalones de lino eran azules; le caían perfecto a las caderas y la talla que había escogido para esa ocasión, era la adecuada para destacar entre la multitud.

Frente al espejo y parado de perfil, nuestro #rounderguy sonreía sorpresivamente una y otra vez por el reflejo y el FIT que la vendedora le había prometido y, que ahora, veía enfrente de él. Simplemente su pantalón de lino color azul y sus nuevos Padded hacían el "match" perfecto.

Pasado el medio día, todos esperaban ansiosos a las puertas del salón, donde el amigo de nuestro #rounderguy contraería matrimonio con la persona que siempre había querido tener a su lado.

Casi era la hora, comenzaban a arribar los tíos, los primos, las primas, los abuelos y muchos familiares más. Todos eran el foco de atención por el poco-mucho tiempo que tenían de no verse entre sí, esa sensación que sólo dejan las reuniones familiares.

Cuando nuestro #rounderguy hizo presencia entre la familia de su amigo, a nadie le sorprendió ver de nueva cuenta esa cara simpática y natural, de quien a lo largo de mucho tiempo había sido su compañero de travesuras. Sin embargo, ese día en particular, su semblante era extraño, ansioso, impaciente. Esto provocó que se acercaran a él a saludarlo en tono de curiosidad:

—Tranquilo, tú no eres el que se casa —le susurraban—. Por cierto, qué bien te ves... ¿qué te hiciste?, ¿eh?

La mente de nuestro protagonista volaba a 300 Km. por hora, las manos le sudaban y una pequeña taquicardia le recorría todo el cuerpo; no podía evitar imaginarse en qué estarían pensando los demás si supieran que ese día estaba usando una prenda nueva, que lejos de hacerlo lucir mal, era algo que lo hacía sentir bien y atractivo hacia los demás, sólo que todavía no lo experimentaba... todavía.

Mientras pasaban los minutos, las horas y las mil felicitaciones dirigidas hacia los futuros esposos, súbitamente nuestro #rounderguy se percató de que el estado de ansiedad y urgencia había desaparecido. Ahora, sólo se dejaba llevar por el cruce de sonrisas, recuerdos y demás convivencias en el evento.

Cuando llegaba a su mente el recuerdo que tuvo por la mañana (él mismo mirándose frente al espejo y con una sonrisa en el rostro) agarraba coraje y se levantaba de su lugar para saludar a los invitados que iban llegando al salón. Cuando se paró a felicitar a los nuevos esposos, su amigo de toda la vida le dijo con una sonrisa enorme a punto de la carcajada:

—¿Ya viste todas las miradas que te estás robando? Pues, ¡qué te hiciste condenado?

Cuando nuestro #rounderguy giró la cabeza y miró sobre su hombro, notó que la atracción de miradas era obvia y directa hacia la mesa de los novios. Pero lo curioso es que eran miradas dirigidas hacia él... no para el novio, ni para la novia, eran para él. En ese momento se le dibujó una sonrisa maléfica en el rostro, sólo le llegaba una idea a su cabeza: tengo que ir por otros Padded la próxima semana.

Con un sabor a triunfo, una postura erguida y seguridad al caminar; nuestro #rounderguy regresó a su lugar no sin antes desearle a los novios que fueran felices para siempre.

No se pierdan la próxima entrada de nuestro blog.

Si tienen alguna sugerencia o comentario serán recibidos a través de nuestras redes sociales.

Equipo Rounderwear.